Cruce de palabras | Cruïlla de paraules

Capbussades.cat | Zambullidas.net

Vía fora

He recibido con alborozo la noticia de que un grupo de empresarios y ciudadanos han constituido una asociación en Barcelona, llamada “Via Fora” para impulsar la conversión de Barcelona en una autonomía uniprovincial, independiente de Cataluña, en el caso en que Lérida y Gerona sigan insistiendo en marcharse de España, aunque la otra mitad de la población de Cataluña no lo desee.
“Via fora” nos recuerda el grito de alarma medieval catalán con el que se movilizaba a la población para defender sus libertades de una amenaza externa o interna. El grito se acompañaba de un repique de campanas y se esperaba que todos los hombres libres mayores de edad acudieran con una ballesta y un arma de corte, que no tiene por qué ser una hoz, aunque el himno así nos lo aconseje.
Parece ser que la propuesta es incluso más sencilla que la propuesta de conseguir la independencia de Cataluña del resto de España, ya que es un derecho que tenemos reconocido en nuestra constitución, en los artículos 2, 142 y 143. Sería un trámite legal y no nos veríamos obligados a hacer una DUI, el prusés podría durar menos de 18 meses y podríamos hacer nuestro propio referéndum sin consultarlo con el resto de Cataluña, lo cual siempre resulta engorroso y ellos no tienen por qué decidir cosas que solo nos afectan a nosotros.
Razón no nos falta, ya que tenemos más de 2000 años de historia, la bandera de Barcelona tiene más de 1000 años, a diferencia de la estelada que es de invención muy reciente. Además, Barcelona tiene con relación al resto de Cataluña un déficit fiscal del 16%, ya que la Generalitat obtiene de Barcelona el 81,5% de sus ingresos pero solo destina a la provincia el 65,5% de los gastos.

Como los catalanes estamos convencidos del derecho a decidir de Cataluña, supongo que ningún catalán pensaría que los barceloneses no tenemos también derecho a decidir nuestro futuro

Separarnos de Cataluña sólo nos traería ventajas, seriamos más ricos y viviríamos mejor. Como somos más progresistas, tendríamos gobiernos menos conservadores que hasta ahora. Las empresas con sede en Barcelona no tendrían que marcharse si Cataluña se independiza y a las de Lleida y Gerona les sería más sencillo moverse a Barcelona que ir a otros sitios de España. Como los catalanes estamos convencidos del derecho a decidir de Cataluña, supongo que ningún catalán pensaría que los barceloneses no tenemos también derecho a decidir nuestro futuro. Yo creo que Tarragona podría añadirse a nuestro proyecto con gusto, ya que ellos tampoco son muy independentistas y juntos formaríamos Tabarnia. Al igual que otros territorios insulares, creo que el gobierno español no tendría ningún problema en darnos a los tabarneses un estatus de insularidad, aunque lo que nos separe del resto no sea mar sino tierra. Esto facilitaría los viajes en avión y evitaría estar siempre cruzando por un país mucho más pobre que nosotros, como sería Cataluña si nosotros nos separamos. Otra ventaja es que podríamos seguir siendo como hasta ahora, una ciudad de referencia europea y podríamos explotar aún mejor la Marca Barcelona.
Como ya se ha comprobado con los resultados de las elecciones del 21D, realmente somos muy distintos y no hay ninguna razón para mantenernos juntos. Tampoco tendríamos qué seguir sintiéndonos poco queridos por los independentistas, ni aguantar a aquellos que nos dicen constantemente que si no nos gusta la idea de separarnos de España, que nos marchemos de Cataluña. De esta forma, cada idea podría tener su propio territorio soberano. Cuanto más lo pienso, más me ilusiona la idea

Deja un comentario

Tu email no será publicado